Barros Arana 1327, oficina 12, CONCEPCION

Con exitosa evaluación concluye Torneo de Emprendimiento e Innovación para estudiantes organizado por la CChC

  • En la iniciativa, ejecutada por ONG Educando en Red, participaron jóvenes de las regiones de Maule, Ñuble y Biobío.

Contar en un video de 90 segundos un proyecto de emprendimiento e innovación enfocado en la sustentabilidad de viviendas sociales fue la evaluación final de quienes participaron en el Torneo “Emprendiendo Aprendo”, del Programa de Fortalecimiento Educativo de la Cámara Chilena de la Construcción, ejecutado por ONG Educando en Red.

A la iniciativa fueron convocados los 17 establecimientos que trabajan en dicho programa, de las regiones de Maule, Ñuble y Biobío, que tiene por objetivo fortalecer el desarrollo del capital humano de los futuros trabajadores de la industria de la construcción, otorgando una mayor pertinencia en su formación.

Para participar en el torneo, que se inició a mediados de octubre, los jóvenes se organizaron en equipos, con un profesor tutor de su establecimiento, quien les acompañó en el proceso que incluyó una parte de trabajo autónomo a través de una plataforma educativa y reuniones en tiempo real, donde ahondaron en los contenidos, expresaban sus dudas, opinaban de los trabajos de sus compañeros y presentaban sus avances.

Manuel Ureta, Subgerente de Formación Capital Humano de la Cámara Chilena de la Construcción, felicitó a todos los participantes, señalando que “fue un muy buen resultado de todos los proyectos que vimos”.

Loreto Riquelme, Directora Corporativa de ONG Educando en Red, destacó que “aquí ganamos todos, ganaron  los jóvenes que participaron, sus profesores, pero también ganamos nosotros, al darnos cuenta que efectivamente a pesar de la pandemia, de la crisis social o de lo que lo que ocurra, sí se puede avanzar hacia una mejor calidad de educación en el contexto de la formación técnica con una mayor  vinculación con la empresa, sí se  puede avanzar en temas de emprendimiento y de innovación. Los jóvenes hoy día nos dan  una tremenda lección, ya que a veces como adultos actuamos con prejuicios, pensamos que ellos no quieren hacer cosas y estamos  tremendamente equivocados”.

Debido a que el Torneo no se planteó como una competencia, sino como una instancia de aprendizaje colectivo, se establecieron reconocimientos en tres categorías, las que contaban con sus respectivos criterios de evaluación.

En la Categoría Colaboración, se premió al equipo que demostró una mayor participación y trabajo colaborativo, tanto entre ellos como con los otros equipos participantes, reconocimiento que fue obtenido por el Liceo Jorge Sánchez Ugarte, de la comuna de Concepción, región del Biobío, con su proyecto “Drenené”, consistente en un sistema de drenes por medio del cual se filtran las aguas grises de tal forma que sirven para un segundo uso, cuyo aporte es disminuir el consumo de agua en el hogar. El equipo estuvo integrado por los estudiantes de 3° y 4° Medio Arturo Villar, Belén Rozas, Claudia Miranda, Cristóbal Figueroa, Franchesca Mora, Gerald Valenzuela, Ignacio Godoy, María Cáceres, Matías Peña, Rocío Hidalgo, Scarleth Concha y Jorge Carrasco, quienes contaron con el apoyo de los profesores Susana Pérez y Gabriel Rivas.

 “Para mí fue una experiencia totalmente hermosa y reconfortante. A mí parecer será algo inolvidable y todo lo tratado en cómo hacer el proyecto me ayuda en mis estudios, ya que ahora estoy  organizando mejor en grupo, sé lo que es un departamento, me ha ayudado a sintetizar mucho mejor la información e incluso mi mamá está iniciando un emprendimiento y he tratado de ayudar, ya que ahora sé analizar qué es el usuario, el cliente, qué es lo que la persona necesita y obviamente todo esto será algo que me va a quedar para toda la vida, si es que en algún momento quiero iniciar algo tanto o más complicado”, comentó la estudiante Scarleth Concha.

En la Categoría Propuesta, donde se destacó al equipo que cumplió de mejor forma y a cabalidad las etapas de innovación y modelo Canvas, el reconocimiento fue para el Colegio Bicentenario Politécnico San José, de la comuna de Curicó, región de Maule, con su proyecto “Neumatejas”, el cual consiste en la elaboración de tejas de neumáticos, cuya duración es de entre 500 y 600 años, resolviendo con ello los problemas de permeabilidad de las tejas tradicionales, al tiempo que contribuyen a disminuir la acumulación ociosa de estos elementos. El equipo fue integrado por los estudiantes de 1°, 3° y 4° medio Anaís Salazar, Yulianna Cuevas, Joaquín Mancilla, Matías Rodríguez, Juan Pablo Veliz, Camila Leyton, Iván Valenzuela y Valentina Urbina, acompañados por el profesor Roberto Valenzuela.

El docente dijo estar “muy contento por el trabajo de los alumnos, pero sobre todo contento por todos los participantes, porque fue muy agradable el trabajo, fue muy colaborativo, fue muy empático y eso hace que el sentido de competencia se elimine y esté todo este ambiente de que el recorrido es lo importante, no tanto el final. Eso fue lo enriquecedor de este torneo”.

En la Categoría Comunicación, el reconocimiento fue para el equipo que comunicó de manera más concisa, precisa y atractiva la información, correspondiendo al Liceo Polivalente Dr. Rigoberto Iglesias Bastías, de la comuna de Lebu, región del Biobío, con el proyecto “Sistema Sustentable Nütram”, el cual permite optimizar el uso de agua en viviendas sociales, a través de modificaciones en la evacuación de aguas residuales, generando de ese modo un proceso de recirculación, beneficiando al medioambiente considerando la escasez hídrica del país. El equipo estuvo integrado por los estudiantes de 3° y 4° medio Nadia Baeza, Angela Yaupe, Javier Astete, Christian Merino, Fernanda Nain, Francisca Villarroel, Belén Monsálvez, John Carrillo y Óscar Munita, con Víctor Leal como profesor tutor.

Para Munita, quien actualmente cursa tercer año medio y fue el realizador del video final, “fue una experiencia muy grata trabajar con profesionales del tema. Me encantó apoyar a mis compañeros y poder dar a conocer mi talento y conocimiento a los demás”, destacando que en las reuniones el equipo de profesionales que les acompañó siempre estaba “con buena disposición a aportar lo que faltaba a cada uno de nosotros”. A su juicio, el tema que más le ayudó fue “aprender a identificar un problema en específico e intentar buscar y vender una solución, ya que como emprendedor siempre busco qué puede interesarles a mis clientes en general y eso siempre lo tengo en consideración a la hora de traer un producto nuevo”.

Además se decidió otorgar un premio especial a un estudiante que participó de manera individual, demostrando sus ganas de aprender y creatividad. Se trató de Joaquín Constanzo, del 3° F del Liceo Domingo Ortiz de Rozas, ubicado en la comuna de Coelemu, región de Ñuble, con el proyecto “Módulo Verde”. Aun cuando reconoce que tuvo un poco de ayuda de su hermano Nicolás, lo cierto es que se enfrentó con equipos constituidos por a lo menos ocho integrantes, lo que le valió el reconocimiento de los organizadores.

“Entré participando por el tema del conocimiento. Decía emprendimiento e innovación, yo me quedé con la palabra emprendimiento y entrar al Torneo. Conforme iban pasando los días, los profesores vieron mi ilusión y mi motivación, y yo intenté no decepcionarlos. Para mí no fue fácil. De repente pensaba que igual este trabajo era para que lo hicieran ocho, como en los otros equipos, y yo hacía solo, aunque reconozco que igual me ayudó un poco mi hermano. Fue super “bakán” todo”, relató el joven.

Durante la ceremonia de premiación, a nombre de los profesores que cumplieron el rol de tutores habló Carlos Díaz, docente del Liceo Industrial Superior Talca, quien dijo que significa una felicidad “tomar estos desafíos, trabajar con los alumnos a la par y encontrar toda esta sabia joven que nos lleva a manifestar en nuestro interior la necesidad de nosotros renovarnos y retroalimentarnos, para estar a la par con ellos”.